La denominación de origen aún más protegida por la UE

El Tribunal de Justicia europeo refuerza las etiquetas DOP para garantizar la procedencia de los productos

Los plagios aparecen en todas partes y alcanzan también a la industria agroalimentaria. La Denominación de Origen Protegida (DOP) es una indicación dentro de la propiedad industrial que se incorpora en los productos alimentarios para que el comprador pueda reconocer la procedencia de los mismos.

La DOP es importante porque define la calidad y las características propias del producto, que adquiere gracias al lugar geográfico en el que se elabora y a la forma en la que ésta misma se realiza. Por ello, el Tribunal de Justicia de La Unión Europea publicó una sentencia el pasado 17 de diciembre (https://curia.europa.eu/jcms/upload/docs/application/pdf/2020-12/cp200168es.pdf), en la que afirma que:  “el Derecho de la Unión prohíbe la reproducción de la forma o de la apariencia del producto protegido por una DOP en determinadas circunstancias”, en concreto, cuando la reproducción pueda inducir a error al consumidor.

En España, la primera sentencia resuelta de plagio de una DOP se refiere al caso de una empresa asturiana que imitó la forma cónica característica del Queso de Tetilla gallego en la comercialización de su queso (forma que se encontraba registrada según la Asociación Española de Denominaciones de Origen). La sanción tuvo como consecuencia la retirada de ese producto y de cualquier otro material relacionado con la misma del mercado por parte de la empresa asturiana porque el tribunal consideró que esta similitud podía conducir a error a los consumidores.

Gracias a este nuevo escrito, los vinos y otros productos alimentarios quedarán más protegidos frente a empresas que quieran llevarse el mérito del trabajo de los verdaderos creadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *